PP y VOX votan en contra de los nuevos servicios públicos e inversiones del Plan Ficus para Torrent

Las formaciones conservadoras se oponen al Plan de Inversiones de la ciudad que supondrá en torno a 100 millones en diferentes actuaciones para el conjunto de la ciudad.

El Pleno de la Corporación municipal ha dado su conformidad al Plan Ficus, a pesar del voto en contra de los partidos de la oposición y la abstención de Compromís al proyecto de servicios e infraestructuras que se ha impulsado desde el equipo de gobierno, para trabajar de forma organizada y planificada durante los siguientes meses y años, de manera que se garanticen actuaciones integrales en beneficio del conjunto de la ciudadanía.

Los portavoces Amparo Folgado y Salvador Benlloch  se han opuesto a prestar conformidad al documento, que incluye actuaciones prioritarias para la ciudad como el nuevo ambulatorio Torrent III en Parc Central, la finalización de las calles del barrio del Alter, una nueva ITV en el Mas del Jutge o un Punto de Encuentro para familias inmersas en procesos judiciales, entre otras.

El grupo de inversiones incluye así mismo renovaciones de zonas verdes, pavimentación de más de 200.000m2 de vías públicas, la renovación de 10km de aceras o la habilitación de nuevos aparcamientos en el casco urbano dentro de una estrategia de políticas de movilidad sostenible

La Sra. Folgado ha atacado al Plan porque supera los tiempos de una legislatura, una cuestión que no tiene sentido si se entiende cómo funciona la administración: «Es preciso planificar y poner en marcha la administración y generar un proyecto de ciudad que supere partidismos y que garantice a los vecinos y vecinas una estabilidad y una previsión de las actuaciones de su Ayuntamiento que hagan avanzar la ciudad», ha explicado Andrés Campos, portavoz del PSOE.

El alcalde Jesús Ros ha expresado su sorpresa ante el rechazo de PP y VOX al Plan Ficus: «No creía que votarían en contra de un plan que recoge, con transparencia y rigor, una serie de mejoras para Torrent, todas con financiación, y que son fruto del diálogo con la ciudadanía y de las peticiones recogidas en las mociones en los plenos por parte de todos los grupos. No creía que votarían en contra de un nuevo ambulatorio, un nuevo centro de atención a las personas, nuevas líneas antiincendios del Vedat o la renovación de zonas verdes y las calles de Torrent».