El ministro Montoro exige liquidar el Consell Agrari por la nefasta gestión del gobierno de Amparo Folgado

Hacienda reclama a Torrent que cierre el Consell Agrari Municipal en 15 días

Malas noticias para nuestros agricultores. Una vez más la inexistente gestión de Amparo Folgado acaba afectando a todos los torrentinos y torrentinas y la herencia envenenada del consistorio tras el paso del Partido Popular sigue pasando factura a nuestra ciudad. Tras el escándalo de Nous Espais, las facturas en los cajones, el parking Juan Carlos I, el Antic Mercat, el conflicto de Parc Central, La Cotxera… los ocho años de desgobierno llegan ahora a nuestra gente del campo.

El Ministerio de Hacienda del Partido Popular ha remitido un requerimiento al Ayuntamiento de Torrent para que en el plazo de 15 días proceda a liquidar el Consell Agrari en base a la Ley Reguladora de Bases del Régimen Local en la modificación aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2013. Y los motivos no son otros que el ente cerró con déficit el presupuesto del ejercicio 2014, sin presentarse un plan de corrección como establece la normativa. El ministro Montoro “premia” así a nuestros agricultores por la desidia e indolencia del mandato de Amparo Folgado y el mal uso que se hacía del Consell Agrari, e intenta privar a nuestra ciudad de un organismo con más de tres décadas de historia velando por los intereses de nuestra agricultura y de nuestras raíces como pueblo.

Este lamentable suceso desenmascara a aquellos que presumían de cómo gestionaban el Consell Agrari en su época y que tratan de engañar a la población autoproclamándose los salvadores del Medio Ambiente. Incluso el secretario de los populares, José Gozalvo, acusaba de que se había privatizado la tala de pinos afectados por el tomicus que “antes se hacía a coste cero por el Consell Agrari”, cuando era conocedor de que el Consell no dispone de maquinaria y personal cualificado para realizar esas tareas y, sobre todo, que esos trabajos y otros que no correspondían al Consell tenían unos costes que, sumados a la nefasta gestión de su partido, le llevaban a tener pérdidas a final de año y, si nadie lo evita, a su desaparición.

Para tratar de evitar este extremo, el equipo de Gobierno socialista trabaja codo a codo con los técnicos municipales entablando conversaciones con el Ministerio para averiguar si es posible formular algún tipo de alegaciones, ya que el deseo de los socialistas pasa por la continuidad del Consell Agrari Municipal, por el que apuesta firmemente como lo demuestra la campaña que acaba de ser impulsada a través del mismo para que los colegios de Torrent consuman frutas y verduras locales en sus comedores, la puesta en marcha del Banc de Terres municipal, la de promoción de naranjas torrentinas a principios de año y la recién concluida primera Setmana de la Agricultura de la historia de Torrent.