Torrent tapia los accesos a ocho casas sin ocupar del barrio de La Marxadella

El Ayuntamiento ha tapiado durante estos días los accesos a ocho viviendas unifamiliares ubicadas en el barrio de La Marxadella para evitar a que continuaran deteriorandose progresivamente a causa de ocupaciones y expolios.

La Brigada de Obras del Ayuntamiento colocó el pasado mes, una cerca provisional de seguridad sobre las bases prefabricadas de hormigón que alcanzan la totalidad de los adosados, con la finalidad de evitar más actos vandálicos y el peligro para aquellos que entran de manera irregular. Ahora se han tapiado de manera subsidiaría los accesos a las viviendas y al garaje comunitario. “El Ayuntamiento ha atendido las quejas vecinales y ha actuado para garantizar la seguridad en la zona y evitar las continuas ocupaciones ilegales”, explica José Antonio Castillejo, concejal de Seguridad Ciudadana.

Las obras de los unifamiliares adosados que se estaban construyendo en el barrio de La Marxadella quedaron paralizadas a causa de la crisis y se declararon en concurso de acreedores. Este hecho comportó que los unifamiliares de lujo quedaran sin acabar y, por lo tanto, se encontraban inhabitados.

Los primeros meses de 2015, esta urbanización fue desvalijada y como consecuencia quedaron casi todas las puertas arrancadas, las ventanas rotas y los equipamientos interiores robados o cubiertos de estiércol y pintadas. Ante este hecho, la vecindad del barrio de La Marxadella presentó una serie de denuncias al Ayuntamiento para que se consiga paliar estos actos vandálicos que creaban gran alarma tanto en los vecinos como en los padres de los niños que acudían a las escuelas próximas.