Torrent pondrá en marcha políticas de reindustrialización y ocupación

Teniendo en cuenta la delicada situación del empleo en la comarca y la complicada situación que atraviesan las empresas a consecuencia de la crisis económica, el pleno municipal de Torrent ha aprobado la moción del Foro por el Empleo de L’Horta Sud presentada por el grupo municipal socialista. La moción, que ha salido adelante con el apoyo de los grupos municipales Guanyant Torrent, Compromís y Ciudadanos, y con el voto en contra del Partido Popular, contempla la puesta en marcha de planes de ocupación y de políticas de consolidación, crecimiento y creación de nuevas empresas.

         De esta manera, se ha aprobado la puesta en marcha de políticas de reindustrialización y ocupación, las cuales se pongan de acuerdo las diferentes administraciones y agentes sociales de la comarca. Para ello será necesario un pacto por la ocupación en L’Horta Sud

         El fomento de la inversión pública-privada en la investigación, innovación y desarrollo se considera fundamental para recuperar la industria y aumentar las exportaciones, aprovechando la posición estratégica de la Comunitat Valenciana en el Mediterráneo. Por este motivo, se ha acordado la creación de una oficina técnica con sede en la comarca que impulse programas europeos para fomentar el desarrollo industrial de la propia comarca.

         La planificación estratégica del Área Metropolitana por parte del Consell Metropolità es fundamental para garantizar que los municipios dispongan de las infraestructuras y servicios necesarios para poder desarrollar con éxito su actividad comercial.

         Atendiendo a la demanda de las empresas situadas en polígonos industriales de mejorar sus servicios, el equipo de gobierno local instará a la Generalitat a aprobar una ley de ordenación, organización y mantenimiento de los polígonos industriales. Para ello es fundamental la participación y el impulso de las empresas y asociaciones empresariales.

         Por otro lado, el Ayuntamiento de Torrent instará al gobierno valenciano a reclamar un modelo de financiación más justo por parte del gobierno central. El modelo actual de financiación de la Comunitat Valenciana hace que se dejen de ingresar alrededor del 1.000 millones de euros al año en nuestra comunidad lo que hace difícil a las empresas realizar las inversiones necesarias para recuperar su estructura productiva.

         También se aprobó apoyar a las asociaciones locales de comerciantes, defendiendo sus intereses frente a las presiones y los intereses de las grandes superficies