El PP de Amparo Folgado… ni con “los trajes” de Gobierno ni con “el uniforme” de oposición está a la altura

El Concejal de Seguridad Ciudadana del PSOE de Torrent, José Antonio Castillejo, considera lamentable el “espectáculo” y la falta de responsabilidad y credibilidad que están ofreciendo los populares en su nueva labor de oposición, cuando son capaces de denunciar e incluso exigir aquello que ellos mismos no han tenido reparo alguno de llevar a cabo durante los 8 años de su (des)gobierno al frente de nuestra ciudad.

Afirmar que se está incumpliendo el decreto 114/2005 sobre Uniformidad de la Policía Local, como hace “el experto” Nacho Carratalá, es precisamente lo que ha venido realizando sistemáticamente desde 2008 hasta la actualidad el Partido Popular, en lo que se refiere al equipamiento de prendas de invierno. Además de haber estado incumpliendo con dicho decreto, en lo relativo a las características técnicas, de formato e imagen, con el agravante que todos y cada uno de dichos incumplimientos fueron  advertidos y denunciados por los responsables del Cuerpo y por las Organizaciones Sindicales, según consta en documentos escritos y fechados en 2009.

Atreverse ahora a cuestionar la rigurosidad de informes técnicos, cuando con motivo de la adjudicación de la uniformidad de la Policía Local que se produjo en 2008, a una empresa por un tiempo de cuatro años, utilizaron el mismo sistema que hoy denuncian, conformando una “Comisión de Expertos” formada también por Policías Locales (exactamente la misma que ahora denuncian cómo “ilegal”). Y, lo más grave de todo, es que dicha “Comisión de Expertos¨ votó mayoritariamente por una empresa, que al final no fue la que resultó adjudicataria.

Incurrir también ahora, de forma totalmente premeditada, en afirmar que en el Pliego de Condiciones Técnicas se solicita el cambio de color de la uniformidad en algunas prendas, al color azul celeste, cuando todas las prendas que se solicita son de color azul noche, a excepción de un complemento o franja en alguna de las mismas, denota su incapacidad manifiesta para atender debidamente y correctamente a su lectura o que están mucho más interesados en ejercer de forma irresponsable una crítica totalmente infundada.

El Partido Popular -y Amparo Folgad-o debería de saber también, que la Central de Compras de la Diputación para los uniformes de la Policía Local dejó de funcionar en Febrero de 2015, y así se le comunicó al Ayuntamiento por escrito por el Diputado responsable del mismo. ¿Cómo se puede pretender dar lecciones y exigir “rigor” a los demás cuando se está ejerciendo la oposición desde el descrédito, el despropósito y la ocurrencia permanente?

El Partido Popular acudía a comprar a la citada Central de Compras, siendo plenamente consciente de que los precios eran los precios más bajos del mercado, pero sabiendo también, el descontento y la poca aceptación generalizada de la plantilla.

Así, prendas como el anorak o la cazadora que deberían durar entre tres y cuatro años, se ha comprobado que no resisten en condiciones ni uno, dando lugar todo ello a que componentes del Cuerpo tuvieran y hayan tenido que comprar de su bolsillo prendas de mayor calidad más acordes con su utilización y uso.

El actual equipo de Gobierno, siendo conocedor desde el primer día de todos y cada uno de estos extremos, lo que ha pretendido precisamente es apostar  por una mayor calidad en lo que se refiere a la Uniformidad de la Policía local dentro de un precio de mercado que permita, además de que el Policía se encuentre cómodo con las prendas, ofrecer una imagen adecuada e  intentar rentabilizar, aún más, el ahorro al no tener que estar todos los años  restituyendo y sustituyendo las prendas debido a su rápido deterioro y logrando así que nuestro Consistorio tenga que realizar una menor inversión en lo que a la uniformidad se refiere.

Otra cosa muy distinta es lo que hizo el Partido Popular en 2013 y 2014, que disminuyó la partida destinada a uniformidad, en base a no proporcionar en su totalidad muchas de las prendas que les tendrían que haber suministrado a los integrantes de la Plantilla de la Policía Local de Torrent.

Por lo tanto, lo mínimo que cabría esperar por parte del principal partido de la oposición en su derecho de ejercer sus críticas, es un mínimo de seriedad y de responsabilidad a la hora de ejercer las mismas. El “rigor” que se exige a los demás, se lo debe de aplicar primero uno mismo.