El expediente X del colegio X

El CEIP Les Terretes abría sus puertas en Torrent el curso pasado, tres décadas después de que lo hiciera El Molí, el último colegio público construido en época socialista en nuestra ciudad hasta el inicio de actividad de éste.

El colegio Nº10, único centro inaugurado por los populares de Torrent en sus ocho años de gobierno y populares de la Comunitat Valenciana en más de 20 años, se ha convertido en un auténtico expediente X para 30 familias.

30 escolares están sin servicio de comedor “porque no caben en los dos turnos establecidos”, esta es la realidad. Una mala planificación original en manos de la ex consellera popular María José Catalá, suma un nuevo problema al cómputo global de despropósitos al que ahora tendrán que poner solución el propio centro, la Conselleria y el actual equipo de gobierno del ayuntamiento de Torrent.

La obra faraónica que María José Catalá ofreció a su pueblo acompañada de Amparo Folgado y del ex president Alberto Fabra entre pitos y abucheos de los trabajadores de la desaparecida RTVV y de familias cansadas de barracones y falsas promesas, es un ejemplo más de la mala gestión del Partido Popular, construyendo el colegio más grande de la Comunitat con el comedor más pequeño en proporción y sin capacidad para todos los alumnos.

Y no sólo eso, en poco más de un curso, los técnicos han detectado numerosos defectos de estructura y de servicio como alarmas que no funcionan, filtraciones de agua en ventanas y paredes, puertas descolgadas o que no cierran bien, cantos vivos de construcción en el aulario de infantil, roturas de placas, árboles secos… desperfectos a los que los informes hacen suma y sigue con inexistentes o incorrectos mantenimientos de las instalaciones.

Y ahora, lo más extraño de este “Expediente X”, que daría para un monográfico de “Iker Jiménez”: casi tres meses después de dejar el cargo y la “Nave del Misterio” en manos de nuevos gestores tras las elecciones municipales, la ex alcaldesa por herencia y la Sra. Benavent, no tan conocida entre la Comunidad Educativa como a ella misma le gustaría, tienen el valor de salir en defensa de la Educación cuando su partido no ha hecho nada “constructivo” por ella en sus ocho años de mandato, si exceptuamos la querencia por posicionarse bien en la foto sin preocuparse demasiado por lo que hay detrás de la cámara.

La actual concejala de Educación, Patricia Sáez, en colaboración con Conselleria y la dirección de Les Terretes, está trabajando en dar una respuesta definitiva a estas 30 familias, descartando por completo los barracones, solución aplicada como modelo por el  Partido Popular durante años.