La solidaridad y Jesús Ros

Hoy en día podemos decir que el término «solidaridad», se entiende como el acto que realizamos por otras personas, animales… o el hecho de donar bienes materiales a nuestros semejantes.  En general vivimos en una sociedad capitalista donde la solidaridad es uno de sus aspectos sociales.

Pero dentro de la política, ¿existe «solidaridad»? Podríamos entender que la política al ser ejercida por personas, lleva implícito el concepto en sí mismo, pero ¿realmente es así? La solidaridad en política muchas veces tiende a confundirse con el marketing social, que muchos políticos utilizan para realzar su imagen, pero ¿realmente son solidarios?

La primera respuesta que diríamos es que no, porque estamos saturados de ver imágenes en prensa y tv de políticos que acuden «solidariamente» a tragedias o actos, pero realmente ellos son quienes tienen el poder de hacer algo y en ocasiones lo único que hacen es la foto donde se ponen la medalla y con eso cierran su acto solidario.

¿Pero son todos así? Creo que a lo largo de la historia de nuestra ciudad, ha quedado reflejado que no.  Hay aspectos en Jesús Ros, que demuestran que le ha importado más ayudar a sus ciudadanos o a una persona con un problema determinado que ponerse en la foto.  Prueba de ello son todos los años que ha sido alcalde, sino por qué la gente lo situaba ahí.

Para Jesús la solidaridad no es un concepto, es una manera de vida, es su forma de entender la política y no simplemente le interesa la foto y la medalla. Es parte de su esencia, le preocupa realmente lo que pase a su alrededor y si está en su mano intenta cambiar esa situación.

Realmente hay muchas maneras de ser solidarios, pero hay una que se ve reflejada en él claramente, el tiempo.  Su primer acto solidario ha sido ser candidato a la alcaldía y dedicar el tiempo a intentar mejorar nuestra ciudad. Los minutos que invierte en cada causa, en aportar lo que esté en su mano, ese tiempo, jamás se recupera.  Los minutos pasados jamás se vuelven a vivir y es el valor más importante de un ser humano.

Jesús, invirtió su tiempo en Torrent y quiere seguir dedicando cada minuto en ayudar a las personas de nuestra ciudad.