La candidatura del sentido común.

El salón de la Caja Rural de Torrent se queda pequeño en el acto de candidatura de Jesús Ros. Más de mil personas acompañaron el pasado viernes al socialismo torrentino,  arropando a una lista de 27 personas, hombres y mujeres, preparados y dispuestos a trabajar para devolver a los torrentinos  su protagonismo.

El acto comenzó con “els gegants i cabuts” que amenizaron los momentos previos de la presentación, sacando las sonrisas de los más pequeños, y que no dejo indiferente a los curiosos, cuando los candidatos participaron del baile.

A las 19:30 comenzaba el acto con un salón de actos que presentaba un aspecto envidiable, donde no cabía un alfiler ni dentro del salón ni en el hall, donde se habilitaron pantallas para seguir el acto. Desde el partido socialista aprovechamos estas líneas, para agradecer a la gente su apoyo y disculparnos con aquellas personas que no pudieron entrar a ver el acto. Un acto preparado sin excesos, con la prudencia que el partido socialistas quiere aplicar a sus políticas.

El acto lo condujo una joven torrentina, Maria, quien presentó a todos los miembros de la candidatura, siendo el último en subir el candidato a la alcaldía Jesús Ros. Jesús Ros inició su discurso agradeciendo la presencia de los torrentinos y torrentinas que asistieron al acto y aquellos que no habían podido entrar al recinto, posteriormente recordó que Torrent ya existía en el 2007, y reivindico los gobiernos socialistas que desde 1979 habían hecho posible junto a los torrentinos y torrentinas, que Torrent fuera hoy la ciudad que era.

Desgranó su programa electoral «Presentamos un programa basado en el sentido común, hecho con la participación de muchas entidades sociales y asociaciones culturales la ciudad.” Y dejó bien claro que “La prioridad de los socialistas son las personas, queremos trabajar con la gente.”

Tras la intervención de Jesus Ros, fue el turno del candidato a la presidencia de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, quien destacó la necesidad de un cambio en la Generalitat Valenciana, para regenerar la vida política y social de la Comunitat Valenciana.

El acto termino con el tradicional lanzamiento de rosas, abrazos y besos. Comienza el camino del cambio en Torrent y en la Generalitat Valenciana.